Tailandia 2010-2011:Coral Bleaching

18 02 2011

Quiero hablar sobre una noticia de verdad, una de las tantas informaciones de las que no se ha hecho eco ¿a quién interesa?. Me explico: vuelvo de mi pequeño paraiso de buceo y me doy cuenta que hay un coral bleaching que ha machacado el coral desde Sir Lanka, hasta el norte de Sumatra. No sé si os dais cuenta de la magnitud del desastre. En muchos sitios, entre el 80 y 85% del coral está muerto o muriendo.

Bajada de sol en una isla mágica

Hay distintas causas que se han ido añadiendo como capas!! Hay sitios y enlaces que os informarán mejor que yo:
http://earthsky.org/biodiversity/mark-eakin-warm-oceans-causing-worldwide-coral-bleaching-in-2010
http://coris.noaa.gov/about/diseases/#coral%20bleaching

Nada tiene que ver con el último tifón de Australia, porque este desastre pasó en su mayoría entre abril y junio de 2010.
No quiero ser demagogo. Contamino todos los días, como todos los demás, pero sí intento que sea lo más orgánico posible. No quiero convertirme en uno de estos ancianos: en mi tiempo aún había corales vivos, llenos de colores, ¡lo más grande de la vida! Pero nos los hemos cargado; por supuesto la mano del hombre no lo es todo, pero sí, ésta no ayuda a que las condiciones sean buenas y fiables para un nuevo desarrollo del coral, es decir, una recuperación que sería un proceso natural.

¿Y qué pasará con todos estos pueblos que viven al lado del arrecife, de la pesca…? Nadie les va a indemnizar por la contaminación global, no solo la suya, sino la del mundo entero. Creo que entendí por primera vez a estas personas que cuentan con tristeza absoluta, la quema de un bosque inmenso y bonito. El coral es el pulmón y el nido de la vida en el océano. ¿No sería noticia si mañana se quemaran 30, 40 ó 50% de la Amazonía? Entonces ¿por qué tan poca publicidad a un problema de semejante alcance? ¿Por que no se ve?[

Buceando en el arrecife

Buceando en el arrecife

A propósito del tema, quiero contar una historia que me ocurrió hace tres años: estaba por Belice, en cayo Caulker, pero el ambiente no nos gustó, así que tiramos más al sur, el sur siempre prometedor! Dangriga. De allí fuimos a unos bungalows en el medio de la selva y a la mañana siguiente, encontré al salir de mi habitación una docena de tucanes, dos o tres colibrís, una locura!. Nos fuimos en barco desde un brazo de río, al océano.

Dos horas y pico más tarde, vi una autopista azul y verde cortando el oceano en longitud. Llegamos a un atolón coralino, un sitio perdido y mágico, pero si había una gran marea, llegaban basuras de plástico del mundo entero…Terrible, ¿verdad?. Mundo único y cerrado. Lo que tiramos, no desaparece…

Y os preguntareis, ¿qué tiene esto que ver con el vino…? Pues que mi pequeño esfuerzo consiste, sobre todo, en tratar de llevar mi viñedo y bodega de la manera más ecológica posible. Y ruego a todo el mundo que contribuya, en la medida que cada uno pueda, a hacer lo mismo, para no destrozar más aún, nuestro mundo y nuestra naturaleza, que no nos pertenece, sino a la que pertenecemos…Y esto es un recuerdo de lo que algún gran indio, dijo alguna vez. La belleza de la naturaleza es una de las pocas cosas gratis que aún nos quedan.

Anuncios