La Obsolescencia Programada en el Vino.

3 03 2015

Buenas a todos:

Tras mucho tiempo sin publicar nada en mi blog, os pido disculpas, pero no llegamos a todo…

Me animé hoy a escribir algo sobre la obsolescencia programada.

¿Y qué tiene que ver con el vino, os preguntaréis? Pues mucho, y aquí voy…

La obselescencia programada es un concepto muy interesante: se refiere a que las cosas que adquirimos no se diseñan o producen para durar el máximo tiempo posible, esto es, para favorecer la compra o recompra.
Sí se puede hacer una bombilla de luz que dure cien años, pero se hace para qué dure seis meses.

Llevo desde el inicio de mi proyecto en esta bodega, que es mi sueño, intentando hacer vinos de guarda, es decir todo lo contrario a esta tendencia moderna del todo ya, donde se quiere lo último, la última cosecha, para consumir ya…
Lo que yo llamo un vino hecho para un consumo rápido y una vida corta.

En el caso de viñedos de poco calibre, lo veo hasta bien y lógico, coherente.

Sin embargo cuando hay un terroir de gloria con potencial de crianza buena y larga y un gran potencial de envejecimiento en botella, ¿por qué hacer un vino demasiado fácil, que quizás no pase de dos o tres años de vida armoniosa, con suerte…?

Es por esto que me duele cuando se compara mis vinos con otros vinos fáciles, que no irán mucho más allá. Ya sea El Primer Paso o Las Sabias, y por supuesto El Titan: todos envejecen bien o muy bien.
Y no hay ni un vino tinto del Dominio del Bendito que no se cate bien o genial en cualquiera de las añadas que he hecho.

Entoces, ¿por qué los periodistas no organizan catas de verdad con verticales de una DO de toda una década?.
Tendríamos sorpresas, algunas buenas y muchas malas. Eso haría que el Dominio ganara en prestigio… Que por supuesto gana, y seguirá ganando.

Pero por lo que entiendo, la obsolescencia programada del vino interesa a muchos.
Es más fácil escribir chorradas sobre vinos fáciles dejando creer que tienen mucha guarda.

Os ánimo, a quienes podais organizarla, a una buena cata de varias añadas.
Contad conmigo y el Dominio del Bendito, desde el 2004, elaborando grandes vinos de guarda.
Santé, amigos!





PAGO Y VINOS DE PAGO…

6 05 2012

Si escribo sobre este tema es porque estoy harto de la moda y de todo el bla, bla, bla, alrededor de un concepto, noble, pero vacío de sentido en muchos casos.

A ver si consigo explicaros: como le comenté al Sr.Peñín, la última vez que pude hablar con él, este concepto para mi no tiene sentido. En mi pago, que es una extensión bastante limitada, hay muchas variaciones geológicas y en cada parcela, hasta la más pequeña de menos de una hectárea, podría hacer hasta dos vinos distintos, y a veces hasta tres y cuatro en parcelas de menos de tres hectáreas.

¿Quién decide qué es lo representativo del pago? ¿Yo? pues es una elección muy arbitraria, más o menos acertada.

Si al menos el pago fuera una indicación de una tipicidad, de unos aromas, perfiles reconocibles y constantes como lo es en Borgoña… Pero no encontramos nada de esto en la mayoría de los casos.
El concepto de pago en Borgoña, o en Alsacia, por ejemplo, casi siempre viene acompañado del nombre de la parcela y del elaborador: Borgoña, Côte de Beaune, Chassagne Montrachet en Remilly de M.Colin.

Y si el vinificador es honesto, habrá variaciones con las añadas, pero quedará una constante, un cierto perfil de vino interpretado por el elaborador que tiene un rol principal para hacer que su mano en la elaboración y en la crianza, no esconda el terroir, de lo que tanto y tanto se habla pero que tan pocas veces se defiende y se consigue.

Creo que con el concepto de pago nos quedamos a medio camino entre lo genérico y un concepto preciso de terroir.
Por ejemplo, tengo parcelas donde puedo hacer un vino potente, tánico, pero faltando algo de frescura (quiero decir, sin intervenir en bodega); y en la misma parcela puedo sacar un vino más fino, más fresco, con unos taninos muy distintos.[

Artículo sobre los vinos de pago publicado en Metrópoli, “¿Pago o no pago? Esa es la cuestión”.

Por esta razón tengo tendencia a hacer asamblajes de varios corros de distintas parcelas, porque me parece lo más representativo y me permite empezar las fermentaciones con vinos naturalmente más equilibrados. Un corro me da unas cosas y otro otras distintas…
Mi Titán es vino de pago, sí, siempre de las mismas parcelas, aunque todos distintos por la expresión de la añada. Y para mi es el conjunto de estas parcelas de Tinta antigua ,que es representativo de su pago.

¿Cuál es la tipicidad de los vinos del pago de La Jara?
Aún no tengo la pretensión que el Titán sea el único representativo de este pago, ya que éste puede ser muy versátil y ofrecer distintas facetas.
Que la extensión sea pequeña no quiere decir que el vino sea homogéneo! Y así hay millones de pagos.

Y cuidado! porque Borgoña es Borgoña y no creo que tengamos que seguir este ejemplo. Allí son los monjes y centenas de años de elaboración que dieron este sistema de DO, subDO, pagos, subpagos y parcelas, hasta el punto que el famoso Clos Vougeot, tiene 50 hectáreas divididas entre 80 propietarios, algunos con dos filas minúsculas.
Luego hay un problema comercial. Si he podido hacer 10 ó 15 vinos diferentes desde el inicio de mi proyecto, no lo hice entre otras cosas, para hacer algo entendible por el público y sobre todo algo representativo de mi concepto de zona o pago…

A mi juicio los vinos de pago como aparecen en España, como una DO privada, me parece algo exagerado, sin hacer ningún juicio sobre la calidad del vino.
Hasta donde yo sé, sólo hay un par de vinos muy escasos donde se confunde la DO con la propiedad privada única: Romanée Conti y Château-Grillet, por ejemplo.
Intentaré escribir algo sobre el tema

Sobre los vinos de pago encontré en facebook de Bodeboca, este interesante artículo que os dejo.

http://www.facebook.com/photo.php?fbid=224712404250615&set=a.132873330101190.26821.123800607675129&type=3&theater





Entrevista a Antony Terryn, Revista Vivir el Vino, Abril 2011

22 04 2011

Antony Terryn, propietario de la Bodega Dominio del Bendito , en Toro.

Entrevista publicada en la revista Vivir el Vino, Abril 2011, número 108
También visible en la web, en el siguiente enlace:
http://www.vivirelvino.com/larevista-entrevistas/anthony-terry-propietario-bodegas-dominio-del-bendito.html

Conocemos de cerca al creador del Magnífico al Mejor Tinto del Año por su Titán del Bendito 2007 de la D.O. Toro.  

Enhorabuena por el premio. Todo un descubrimiento para nuestra guía y nuestros lectores. ¿Cómo definiría su bodega?
Creo que empezaría por bodega “de autor”, como se dice, aunque no me gusta del todo esta expresión. Lo cambiaría por artesanal, porque es nuestra mayor característica en viñedos y bodega, y ecológica, porque ha sido la principal apuesta desde el comienzo de la bodega. De hecho, ecológico, para mí es más que una certificación, es una manera distinta de pensar y vivir todo el proceso.
Para mi tiene que haber continuidad de la viña a la botella. Es decir, coherencia. Si no utilizo pesticidas, ni herbicidas en el viñedo, no es para luego en bodega utilizar veinte productos enológicos. Trabajo cada vez más siguiendo un concepto “minimalista” en el viñedo y en la bodega, en el sentido de que intento intervenir lo mínimo. Y creo con sinceridad, que los vinos han ganado en profundidad, en expresión.

Defiende el cultivo de uva ecológica ¿qué aporta a los vinos?

No solamente defiendo el cultivo ecológico, sino que creo que es el único camino para no seguir contaminando el mundo con miles de moléculas de las cuales la toxicidad ni siquiera se conoce a corto, medio o largo plazo. Precisamente, vuelvo de unas vacaciones en los arrecifes tropicales y se están muriendo. La selva del mar, el nido de la vida de gran parte de los océanos, está muy tocado, quemado. ¿Qué esperamos? Nuestra mentalidad de sobreproducir sobra, ya no vale. Para mí, el cultivo ecológico responsable ofrece unas uvas de mayor calidad, de mayor expresión y mucho más respetuoso con la naturaleza. No pretendo convencer a la gente, pero mi razonamiento está claro. Si tengo que comer o beber algo de igual calidad, me iré a lo ecológico.
Por eso, no comunico mucho sobre esto. Quiero ser reconocido primero, como un productor de calidad. “Además de buenos, los vinos son ecológicos”, en este orden. Y creo que es el mayor desafío del cultivo ecológico: tiene que ser bueno, o muy bueno, para ofrecer competencia efectiva. De hecho obtendré por fin una certificación ecológica a partir del Titán 2008; aunque nunca he utilizado ningún producto que no esté permitido en lo ecológico, la burocracia, el papeleo, retrasa muchísimo todo el proceso, cuando todo se podría agilizar con un buen análisis químico. De hecho, en el mundo al revés, somos los que contaminamos menos nuestra tierra, quienes tenemos que rellenar papeles constantemente para probar cosas.

Tras visitar Chile, Portugal o EEUU, decidió quedarse en Toro. ¿Qué tiene de especial esta tierra?
Y más sitios en mi propio país. Pero la tierra toresana me ha dado como una buena vibración, una buena onda.
También hay algo que no existe en todo el mundo: variedad local de alta expresión con viñedos viejos o viejísimos. Y esto en una tierra latina. Irresistible. Un pequeño flechazo. Sin hablar de las condiciones generales de viticultura, que son realmente excepcionales.
Aunque a muchos Toro les parece el nuevo El Dorado del vino, fue ya el gran vino de referencia desde época medieval, y no sorprende que se llevara a América en los viajes de Cristobal Colón.

Gerard Depardie, el Grupo Louis Vuitton, usted… Toro enamora a los franceses ¿pura coincidencia?
Los franceses saben desde hace mucho tiempo que hay potencial en España, pero en muchos casos, que era el mío, desconocíamos todo lo que no era Ribera, Rioja o Priorato. Cuando uno se encuentra ante los viñedos de Toro, hay que estar loco para no reconocer una tierra de predilección para la viña. Ahora sí, la calidad tiene su precio, y si se buscan rendimientos altos, no es el sitio. Mejor ir a Chile. No me extraña que otros franceses hayan opinado lo mismo que yo, hubo siempre, en la historia de la humanidad gente viajando con barricas, botellas o sarmientos. Así que la historia sigue…


Fundó su bodega en 2004 en plena efervescencia vinícola ¿cómo afronta este cambio de los últimos meses?
Lo fundamental que ha cambiado drásticamente es el tema financiero. En 2003, 2004, no era fácil, pero los bancos querían prestar. Muchas veces, de más!! Pero ahora es lo contrario, “apres avoir tire le diable par la queue” (después de haber tirado el demonio por la cola), dicho francés utilizado para expresar la lucha contra las dificultades financieras, empiezo a sacar la cabeza del agua.
He sido razonable cuando la especulación se apoderó también del mundo del vino con proyectos por todas partes y disparates por cada esquina. Yo he ido lentamente. Era tentador podar más largo, para obtener más uvas, más vino, más ingresos… Pero nunca he querido otra cosa que hacer vinos que puedan amar apasionados del vino y no defraudarles. Nunca he comprometido ni un mínimo la calidad de mis vinos, a pesar de las dificultades y la presión en muchos momentos.
Actualmente mi posición es muy buena porque mis vinos nunca han esperado a las guías, con todo mi respeto al enorme trabajo de las guías, para obtener el reconocimiento y la fidelidad de muchos amantes del vino. Nos quedamos sin vino todos los años durante algunos meses, y esto es un privilegio. Y hay muy buenas cosas por llegar a las copas. No es fácil, pero da ánimo para seguir en esta dirección, sin cambiar nada o por lo menos cambiar solo si es para mejorar la uva.

En este sector encontramos pequeñas bodegas personales, granes grupos, bodegas medianas…¿hay sitio para todos?
Hay sitio para distintos tipos de bodegas. Ahora puede que sobren en número en alguna categoría. El mercado lo dirá. Creo que el primer criterio es la coherencia. Si uno quiere sobrevivir, no puede pretender hacer lo mismo que todos (que suele ser la media) y por su buena cara, funcionar mejor que la media. Hay que ofrecer productos con personalidad, con buena relación calidad-precio, o con alguna distinción que no sea puro marketing. En este tema creo que España ha conseguido grandes cosas, muy por delante del packaging y marketing de mi país. Me hubiera gustado contemplar tantos esfuerzos, en lo fundamental, que es la viticultura, y más que todo, en elaborar vinos que hablan de su tierra de nacimiento

Conocedor por su nacionalidad del mercado francés, ¿cómo compararía la situación de nuestro país con Francia, tanto en lo bueno como en lo malo?

En Francia son los supermercados los que han tenido mucha influencia sobre el sector, en los años 90. Se consume poco en los restaurantes y no está implantada la costumbre del tapeo, pero sí beber vino en casa, en familia o con los amigos. Y es esto que aún salva un poco el consumo. En España, la situación es muy distinta. Se consume principalmente fuera del hogar, restaurantes, tapeo… Creo que nos deberíamos inspirar más unos de los otros

¿Y qué opina de los países del nuevo mundo? ¿son una seria competencia?
La pregunta ya indica nuestra percepción equivocada. Son ya una seria competencia, e incluso una referencia en algunos casos. No hay más que ver un lineal de cualquier supermercado o tienda especializada del Reino Unido, por ejemplo, para ver cómo cuesta encontrar vinos españoles, lo cual me parece una injusticia. Un ejemplo son los Sauvignon Blanc en Nueva Zelanda. Son vinos muy conseguidos, que nos hacen gran competencia y mantienen calidades y precios altos. Esto invalida la teoría de que la única forma en que nos podrían hacer sombra sería principalmente ofertándonos con precios más bajos .

¿Cómo piensa que se podrá salir de los graves problemas que afectan al vino español?
Volver a más identidad. Dejar de plantar variedades forasteras, que abogaría en muchos casos por arrancar. La prioridad debería estar en cultivar mejor la herencia que representan los antiguos viñedos de variedades autóctonas. Y en esto, España, tiene una herencia casi única en el mundo.
Y no solamente palabras, sino políticas a seguir desde los Consejos, y encargados de toda la estructura del sector. Defender y promocionar lo antiguo. Qué tontería y desgaste, arrancar lo antiguo y replantar con foráneas, pensando que esto nos iba quitar o aliviar de la competencia, cuando es todo lo contrario. ¡Syrah y Cabernet ya había por todo el mundo! Ahora deberíamos esforzarnos para que otras variedades, aparte de los “tempranillos”, sean reconocidas a nivel internacional como grandes variedades nobles, como Mencía y más. El truco de la historia es que hoy grandes bodegueros en EE.UU. o Australia, plantan Tempranillo con muchas esperanzas. Además tenemos la suerte en España de tener un sistema bastante flexible, no entiendo por qué se plantan tantas variedades forasteras en las DO cuando existen los Vinos de la Tierra o Vinos de mesa para experimentar.
Para mí la DO debería defender únicamente variedades de la zona. Qué curioso que a mi se me permita plantar Cabernet Sauvignon, (en Vino de la Tierra) que está al otro lado de los Pirineos y no pueda Touriga Nacional, que se encuentra siguiendo el Duero, cuando los vinos de Toro tienen mucho más que ver con los vinos del Duero portugués que con los vinos de Burdeos. Creo que fue un gran error la diversificación de las variedades en las DO, sobre todo con las variedades internacionales que ya están asociadas a otras zonas.
Y hablando de promoción, hay que hacer un esfuerzo mayor ya que si comparamos con cualquier gigante del nuevo mundo, la cifra es irrisoria. Hay grandes grupos como Torres que sí han invertido en promoción, formación, desarrollo de mercados… Internacionalmente, se le conoce quizás tanto como Rioja y no es casualidad. Y cambiar nuestra óptica equivocada de producir y producir, cuando el vino ya no se trata de esto, sino valorar bien nuestros vinos. En muchos casos, menos uvas en los viñedos no nos perjudicarían (ni a bodega ni a viticultores), sino que la calidad media de los vinos de una zona y su aceptación en el mercado sería facilitada, y la fidelidad de los consumidores creciente.

Los tristes datos de consumo en España posicionan a zonas como La Rioja, La Mancha o Castilla y León como las zonas menos consumidoras de vino o que han sufrido un mayor bajón. ¿A qué cree que es debido y cuáles serían los pasos para incrementarlo?
Pienso que hay una explicación de cambios demográficos y sociales, y que además hoy el vino no es algo “de moda” entre los jóvenes. El tapeo, por ejemplo, ya no es tan popular como antes y por tanto la imagen del vino, quizás sí más refinado, pero no tan popular y más caro. Está de moda beberse no sé cuantas copas de marcha, pero no tres botellas de vino, sin abogar por un consumo irresponsable.
Necesitaríamos por tanto educación. Hay una gran diferencia entre botellón y consumo diario responsable de vino, como acompañante de cualquier buena comida. Además, el vino ha sido nuestra tradición por siglos, Resaltar como ejemplo la publicidad que se hace en países antiguamente prohibicionistas, como EEUU, al consumo responsable de vino como algo saludable para la gente. Esto está haciendo que se aumente el consumo entre los nuevos consumidores. Y aquí, ¿por qué ignoramos esto?

¿Qué significa este premio para una bodega de autor como la suya?
Se trata de un premio increíble, porque somos una bodega pequeña de autor, de vinos ecológicos… Para mí es un honor que uno de mis vinos, sea considerado mejor tinto de España, y que Toro, se muestre en primer puesto. Espero que esto nos ayude a todos para continuar trabajando en la línea expuesta. Conseguir que la Tinta de Toro, demuestre todo su potencial, sin artificios, añadiduras ni copias. Que hable de su tierra.

Exprese un deseo para el sector del vino y su bodega
Deseo que España sea reconocida plenamente a nivel internacional como una tierra de mayor importancia en cuanto a la elaboración de vinos de gran calidad y personalidad.

Para mi bodega, me gustaría poder compartir mejor con el público mi pasión por estas cepas. Desarrollamos visitas concertadas en la medida en que una pequeña bodega artesanal lo permite. También espero que el público aproveche nuestro blog y web site, dominiodelbenito.com, para descubrir mejor mi trabajo en el viñedo y la bodega.





Titan 2007, Mejor tinto de España, Vivir el Vino 2011

8 04 2011

Un pequeño recordatorio en Tv CYL de la entrega de los premios 11 Magníficos 2011, por la revista Vivir el Vino.
Titán 2oo7 de nuestra bodega, Mejor Tinto de España… Gracias de nuevo por estos reconocimientos.





Un vino de «Dominio del Bendito», elegido mejor tinto del año.

1 02 2011

Extraido de http://www.laopiniondezamora.es/toro/2011/01/26/vino-dominio-bendito-elegido-mejor-tinto-ano/493581.html
«Titán 2007», galardonado en los premios «11 magníficos» que concede la revista especializada «Vivir el vino»

M. J. C. El vino «Titán del Bendito 2007», elaborado por la bodega Dominio del Bendito, ha sido elegido como el mejor tinto del año dentro de los premios «11 magníficos» que concede la revista «Vivir el vino». La entrega de los premios tendrá lugar el próximo 1 de febrero durante un acto que se celebrará en Madrid y en el que también se presentará la guía de los mejores vinos y bodegas del año 2011. En el teatro Alcázar de Madrid, «Vivir el vino La Guía» reunirá a los mejores vinos que los consumidores pueden encontrar en el mercado durante este año. Los sumilleres Mateo Gelado y Raúl Serrano han conformado su personal selección, mediante catas a ciegas, entre los más de 1.500 vinos aspirantes para poder seleccionar los 365 mejores. Además, durante este acto se entregarán los premios «11 magníficos», uno de los cuáles ha sido otorgado al vino «Titán del Bendito 2007», elaborado en la Denominación de Origen Toro.

Dentro de estos premios se incluyen distintas categorías como mejor tinto, trayectoria, bodega del año, zona protagonista, blancos jóvenes y con crianza, cava, rosado, tinto joven y mejores vinos dulces y generosos. Este premio que concede la revista «Vivir el vino» se suma a los reconocimientos obtenidos por esta bodega en los últimos meses como el concedido al vino «Titán del Bendito 2006» que fue elegido por la prestigiosa publicación «Decanter» como el mejor caldo de Castilla y León, tras obtener «las únicas cinco estrellas concedidas en una cata en la que participaron 133 vinos elaborados en las diferentes Denominaciones de Origen de Castilla y León». Tras obtener este reconocimiento, responsables de la industria vinícola resaltaron que no sólo era importante para Dominio del Bendito, sino también para la Denominación de Origen Toro.





Sigue en directo la presentación de la Guía Vivir el Vino 2011

1 02 2011

Un año más Vivir el Vino celebra el próximo 1 de febrero su fiesta de presentación de Vivir el Vino La Guía, 365 Vinos al Año 2011 y a la entrega de los premios 11 Magníficos, los mejores vinos y bodegas del año en su categoría. En esta ocasión, además, la ceremonia será retransmitida en directo a través de Vinus TV.
En el incomparable escenario del madrileño Teatro Alcázar, nos subiremos a las tablas para celebrar esta fiesta del vino español. Vivir el Vino La Guía reúne a los mejores vinos que nos podremos encontrar en el mercado este año. Los sumilleres Mateo Gelado y Raúl Serrano han conformado su personal selección, mediante cata a ciegas, entre los más de 1.500 vinos aspirantes, uno a uno, para poder seleccionar los mejores 365.

La cita será el próximo 1 de febrero a las 19.30 h. en el Teatro Alcázar de Madrid, sito en la calle Alcalá, 20. Acceso con invitación previa.
Para ver la presentacion en directo:

http://www.vivirelvino.com/larevista-actualidad/fiesta-presentacion-guia-vivir-el-vino-2011.html